BLOGCOMUNICACION

La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda, y cómo la recuerda para contarla

Reflexiones para el año que comienza

Como si fuera la primera vez 8.jpg
Quiero creer que voy a mirar este nuevo año como si fuese la primera vez que desfilan 365 días ante mis ojos. Ver a las personas que me rodean con sorpresa y asombro, alegre por descubrir que están a mi lado compartiendo una cosa llamada amor, de lo que se habla mucho y se entiende poco.
Subiré al primer autobús que pase, sin preguntar a dónde va, y me bajaré en cuanto vea algo que me llame la atención. Pasaré por delante de un mendigo que me pedirá una limosna. Tal vez le dé, o tal vez piense que se lo gastará en bebida, y siga adelante, oyendo sus insultos, y entendiendo que esa es su forma de comunicarse conmigo. Pasaré por delante de alguien que está intentando destrozar una cabina telefónica. Tal vez intente impedírselo, o tal vez entienda que hace eso porque no tiene con quién hablar al otro lado de la línea, y de esa forma intenta espantar su soledad.
En cada uno de estos 365 días miraré todo y a todos como si fuese la primera vez, sobre todo las cosas pequeñas, a las que ya estoy tan acostumbrado que he olvidado la magia que las envuelve. Las teclas de mi ordenador, por ejemplo, que se mueven con una energía que no comprendo. La página que aparece en la pantalla, y que hace mucho que no se manifiesta de manera física, aunque yo crea que estoy escribiendo en una hoja blanca, donde es fácil corregir con sólo pulsar una tecla. Al lado de la pantalla del ordenador se acumulan algunos papeles que no tengo paciencia de poner en orden, pero si descubriera que esconden novedades, todas estas cartas, impresos, recortes, recibos, ganarían vida propia, y tendrían historias curiosas que contarme, sobre el pasado y el futuro. Tantas cosas en el mundo, tantos caminos recorridos, tantas entradas y salidas en mi vida.
Voy a ponerme una camisa que acostumbro a llevar, y por primera vez voy a fijarme en su etiqueta, en la forma en que fue fabricada, y voy a intentar imaginar las manos que la diseñaron, así como las máquinas que transformaron ese diseño en algo material, visible.
Incluso las cosas a las que estoy habituado, como el arco y las flechas, la taza de café de la mañana, las botas que después de mucho uso se transformaron en una extensión de mis pies, se revestirán del misterio del descubrimiento. Que todo lo que toque mi mano, vean mis ojos, pruebe mi boca, sea ahora diferente, aunque haya sido igual durante muchos años. Así, dejarán de ser naturaleza muerta, y pasarán a transmitirme el secreto para estar conmigo tanto tiempo, y manifestarán el milagro del reencuentro con emociones que la rutina ya había desgastado.
Quiero mirar por primera vez al sol, si mañana hace sol; a las nubes, si mañana está nublado. Por encima de mi cabeza existe un cielo al que la humanidad entera, a lo largo de miles de años de observación, dio una serie de explicaciones razonables. Después olvidaré todas las cosas que aprendí respecto a las estrellas, y estas se transformarán de nuevo en ángeles, o en niños, o en cualquier cosa que me apetezca creer en el momento.
El tiempo y la vida han ido transformando todo en algo perfectamente comprensible, y yo necesito del misterio, del trueno que es la voz de un dios encolerizado, y no una simple descarga eléctrica que provoca vibraciones en la atmósfera. Quiero de nuevo llenar de fantasía mi vida, porque un dios encolerizado es mucho más curioso, interesante y aterrador que un fenómeno físico.
Y por último, quiero verme a mí mismo, cada uno de estos 365 días, como si fuese la primera vez que estuviese en contacto con mi cuerpo y mi alma. Quiero ver a esta persona que camina, que siente, que habla como cualquier otra, quiero admirar sus gestos más simples, como conversar con el cartero, abrir la correspondencia, contemplar a su mujer durmiendo a su lado, preguntándose con qué estará soñando.
Y así, seguiré siendo lo que soy y lo que me gusta ser, una constante sorpresa para mí mismo. Este yo que no fui criado por mi padre ni por mi madre, ni por mi escuela, sino por todo aquello que viví hasta hoy, olvidé de repente, y estoy descubriendo de nuevo.

Paulo Coelho publicado en su blog “Guerrero de la Luz”

Anuncios

diciembre 21, 2007 Posted by | comentarios, identidad, relatos | | 1 comentario

El CHE, 40 años de un mito

 

Mucha gente hoy se pone camisetas o cuelga afiches con la imagen del Che y no saben ni quién es, o tienen una vaga idea, idealizada  y poco informada de los alcances de su figura y su pensamiento.La celebre fotografía tomada por Alberto Korda en 1960 se ha convertido en un fetiche, un elemento de consumo que ilustra portadas de libros, afiches, camisetas, llaveros, encendedores… Vaciando su imagen rebelde de contenido, publicistas y comerciantes  la convirtieron en un símbolo que ya es un éxito de ventas. El Che, después de su muerte, se convierte en un elemento más del consumo capitalista.  También está la otra imagen, igualmente famosa y reconocida, que lo muestra muerto, entre sus verdugos, con los ojos abiertos… alimentando el mito y la fantasía popular de la mirada desafiante después de la muerte, la victoria más allá de la derrota. Esa otra imagen fue tomada 7 años después, el 9 de octubre de 1967 en el aula de la única escuela de La Higuera, Bolivia.Recientemente en nuestro país un programa de televisión (El gen argentino) reinstaló la polémica de qué represente esta imagen para las nuevas generaciones.

Sobresalía la opinión de que Guevara es un símbolo de idealismo, el tipo que no se traiciona a sí mismo, que se juega por lo que piensa y entrega la vida por los otros.

40 años se cumplen de la muerte del CHE y el nacimiento de un mito, hecho imagen

octubre 8, 2007 Posted by | efemérides, El CHE, gen argentino, identidad | 7 comentarios

Los jóvenes y sus usos de la red

Hace algunos días publicaba en otro espacio, una reflexión sobre los usos que los jóvenes están haciendo de Internet, que retoma, de alguna manera , lo dicho en un post anterior, respecto de la necesidad de acompañar y orientar a  los más chicos en su relación con las nuevas tecnologías de la información.

La sociedad de la información es un lugar donde los chicos se mueven con total naturalidad, es su espacio, su terreno, su forma de relacionarse. Sin embargo, es también el lugar donde encuentran nuevos peligros y formas de abusos ante los cuales los padres no estamos preparados o atentos.
La mayoría de los chicos usan sus celulares, cuentas de mail, blogs, fotologs sin ningún tipo de supervisación. Y, a través de ellos, , exponen sus vidas, sus cuerpos, sus datos personales, siguiendo actitudes muy propias de su edad – exploración, búsqueda de aceptación , identificación- sin percatarse de los peligros a los que se exponen.
Algunos ejemplos preocupantes con los que me topé en estos días por la web, son:
*El auge del fotolog derivó en la creación de páginas web donde las chicas mandan sus fotos eróticas –no pornográficas– y cumplen la fantasía de ser vistas por miles de hombres. La mayoría son menores de 20 años y sólo quieren “ratonear y divertirse”, sin relacionarse con nadie. Los responsables de las páginas sólo publican una ínfima parte de las fotos que reciben, potenciando el deseo de ser “la elegida”. Para la psicología, hay una gran necesiadad de ser “reconocidas y gustar”. (
www.perfil.com)
*En Rosario, un grupo de chicos destruyeron un aula de su escuela, lo filmaron y subieron las imágenes a Internet, se justificaron diciendo que “querían hacerse famosos” (un dato que me llama la atención de este caso, es que no creyeron posible que los adultos se enteraran).
*El auge, sobre todo en países del primer mundo, del llamado ciberbulling, el uso que hacen los escolares de la red para intimidar, acosar, hostigar, agredir y humillar repetidamente a un compañero que convierten en el foco de todos sus males o simplemente por el placer de sentirse superior en el sometimiento del otro.
*En una entrevista reciente en la revista ADN, Nicholas Burbules aportaba una mirada interesante sobre los peligros de Internet: “Muchos jóvenes utilizan Internet para subir información personal. Posiblemente, no piensan en lo que puede suceder años después. Es riesgoso. Hay mucha gente que está todo el tiempo buscando esa información en la Web. Es común en Estados Unidos que, cuando una persona se postula para un trabajo o para ingresar en la universidad, los responsables de definir su ingreso googleen su nombre buscando los antecedentes y utilicen esa información para tomar la decisión. Es información pública y piensan que tienen derecho a utilizarla, pero tal vez fue puesta en la Red varios años atrás”
Este repaso de temas, no pretende “demonizar” a las nuevas tecnologías, sino plantear la necesidad de desarrollar aprendizajes integrales que capaciten a los jóvenes para hacer un uso adecuado de las posibilidades de la red.
Como padres debemos hablar con nuestros hijos sobre valores y comportamientos éticos, escucharlos y orientarlos, prevenir los aspectos negativos de las relaciones online con desconocidos.
Como docentes propiciar una interacción con las Tic desde un plano realmente educativo, constructivo, relacional y ético

agosto 22, 2007 Posted by | comentarios, identidad, jóvenes | Deja un comentario

¿cómo se comunican nuestros hijos?

jovenes10.gif
En el blog de Diego Suarez en Clarín, encontré un interesante post donde el autor reflexiona sobre la forma en que se comunican los chicos de hoy.
A partir de su intento de conversación con el hijo de un vecino, se pregunta qué pasa con la capacidad de comunicación oral de estos chicos que dedican muchas horas a chatear con sus pares, arman fotolog o blogs, usan los celulares o la computadora por horas, pero no son capaces de decir más de dos palabras en una charla frente a frente, en vivo.
Podemos decir que ésta es la forma propia de comunicarse de las nuevas generaciones, o incluso que cuando eramos chicos también odiábamos conversar con adultos que no conocíamos o no nos simpatizaban, que se manejan mejor con la tecnología o con sus pares… Pero no deja de ser inquietante este ensimismamiento que se observa en los jóvenes, concentrados en la tele, la compu, el celu, cualquier cosa menos lo que pasa a su alrededor.
Han perdido capacidad de expresión, todo lo dicen resumido, les molesta que los distraigan de lo suyo, cuando se dirijen a un adulto les da lo mismo que sea un padre, un desconocido o el director de la escuela, a todos los tratan por igual, les cuesta hablar con sus padres, pero se exponen abierta y peligrosamnente ante desconocidos a través de un fotolog.
Sin embargo, también es cierto que los chicos no nacen de un repollo, no es que salen así, se hacen a partir de su interacción con las personas que los rodean, el entorno, el contexto cultural, los medios, todos contribuímos a forjar su identidad, por acción o por omisión, con el ejemplo cotidiano.
Y es en este sentido que debemos preguntarnos qué responsabilidad nos cabe, como adultos, como padres, como formadores ¿en qué forma contribuímos a la capacidad de comunicación de nuestros hijos?
El mundo está en continuo movimiento y cambio, y en esa transformación hay cosas que se pierden y otras que nacen o rsurgen. Pero está en nosotros, creo, no dejar morir los valores y las buenas costumbres.

agosto 3, 2007 Posted by | comentarios, identidad, jóvenes, lenguaje | 1 comentario

Ser joven hoy

La identidad de los adolescentes se construye hoy en torno al uso de las tecnologías. Así lo sostiene un estudio realizado por el sociólogo alemán Claus Tully. La tesis central de su estudio es que la generación de jóvenes actuales está signada por la forma de vincularse con la tecnología, una entidad presente en todos los aspectos de sus vidas y a través de la cual despliegan todos sus vínculos sociales y sus relaciones.
Celulares, correo electrónico, reproductores de MP3, iPods, cámaras de fotos digitales, pen drives, computadoras portátiles, televisores de plasma, DVD, programas de mensajería instantánea, chat, videos… Según la investigación, todos estos dispositivos son los que están marcando a fuego a los nuevos jóvenes.
El trabajo de Tully, que se acaba de publicar en la Revista Iberoamericana de Ciencia, Tecnología y Sociedad, subraya que los nuevos jóvenes y las nuevas generaciones se diferencian entre sí esencialmente por el uso que hacen de todos los aparatos tecnológicos que tienen al alcance de su mano y por las vivencias comunicadas a través de la técnica.
Uno de los aspectos relevantes del estudio es el que indica que el dominio que se puede hacer de estos aparatos y el hecho de aprender a usarlos y poseerlos, cumple hoy una función de inclusión social. “Quien no posea un artefacto puede perder en el corto plazo los vínculos con el grupo de amigos, y a largo plazo, los vínculos con el mercado de trabajo”, señala el experto.

Este aspecto es preocupante en tanto y en cuanto resalta la posibilidad de pérdida del anclaje social y aislamiento por parte de los chicos inmersos en el mundo de las posibilidades técnicas.
Y así lo señala el autor del estudio: “Los espacios virtuales, no importa si son requeridos para el juego o para el aprendizaje, hacen que el entorno inmediato de experiencias quede desplazado y olvidado”.
Por eso, dice, es importante que los jóvenes tengan a diario una vivencia fuerte del ámbito familiar. De esa manera, podrán después volcar esos significados al uso de la tecnología.

Es en este marco en que se presenta la necesidad de la presencia del adulto, sobre todo en el entorno educacional, que otorgue un sentido a estos artefactos ligado a un aprendizaje significativo, dentro de un contexto de valores positivos y de crecimiento intelectual y social.

julio 15, 2007 Posted by | comentarios, identidad, Uncategorized | 1 comentario

el tango

El baile típico del porteño, representante fiel del paisaje urbano, seducción inevitable para los turistas. El tango es parte de la identidad nacional.
tangooutline.gif
El tango, el bandoneon, los cien barrios porteños son la referencia cultural de la capital argentina.
El mes de julio es el natalicio de dos grandes representantes de la música nacional: Enrique Cadícamo y Anibal Troilo.
Enrique cadícamo, nació con el siglo el 15 de julio de 1900. Fue el compositor preferido de Carlos Gardel, quien cantó 23 tangos suyos. Murió también con el siglo, el 3 de diciembre de 1999. Algunos de sus tangos: “ché papusa, oí”, “Los mareados” y “Pompas de jabón”

Anibal Troilo:nació el 11 de Julio de 1914;con una gran trayectoria, muchos aportes para el arte del tango y todo el respeto del público y los críticos, Anibal Troilo falleció el 18 de Mayo de 1975.”Garúa”, “Sur”, “La última curda” fueron algunos de sus tangos más recordados.
El maravilloso sonido del bandoneon en manos de “Pichuco” en este video de youtube

julio 13, 2007 Posted by | identidad, Uncategorized | Deja un comentario

El futbol

Hablando de identidad nacional, no podemos dejar de lado el futbol como una gran pasión argentina. El comercial que hizo la cerveza (ex) nacional creo que es un buen resumen de esta pasión, a muchos nos pone la piel de gallina.

Por supuesto que esto no significa olvido de lo que que ocurría detrás de la pasión futbolera del mundial 78

julio 11, 2007 Posted by | identidad, Uncategorized | Deja un comentario

El mate

mate-2.jpgUna de las costumbres más representativas de la identidad nacional: el mate. Rasgo identitario compartido con otros hermanos latinoamericanos -como Uruguay o Paraguay- que deja entrever nuestras raices comunes.
El siguiente texto es una de las mejores definiciones del mate que he podido apreciar, gracias al genial LALO LIR:

TOMAMOS UNOS MATES?
….de Lalo Mir en el programa “Lalo Bla Bla” Radio Mitre

El mate no es una bebida…
Bueno, sí…
Es un líquido y entra por la boca.
Pero no es una bebida.

En este país nadie toma mate porque tenga sed.
Es más bien una costumbre, como rascarse.

El mate es exactamente lo contrario que la televisión: te hace conversar si estás con alguien, y te hace pensar cuando estás solo…
Cuando llega alguien a tu casa la primera frase es “hola” y la segunda “¿unos mates?”.
Esto pasa en todas las casas.
En la de los ricos y en la de los pobres.
Pasa entre mujeres charlatanas y chismosas, y pasa entre hombres serios o inmaduros.
Pasa entre los viejos de un geriátrico y entre los adolescentes mientras estudian o se drogan.
Es lo único que comparten los padres y los hijos sin discutir ni echarse en cara.

Peronistas y radicales ceban mate sin preguntar.
En verano y en invierno.
Es lo único en lo que nos parecemos las víctimas y los verdugos; los buenos y los malos.
Cuando tenés un hijo, le empezás a dar mate cuando te pide.
Se lo das tibiecito, con mucha azúcar, y se sienten grandes.
Sentís un orgullo enorme cuando un esquenuncito de tu sangre empieza a chupar mate.

Se te sale el corazón del cuerpo.
Después ellos, con los años, elegirán si tomarlo amargo, dulce, muy caliente, tereré, con cáscara de naranja, con yuyos, con un chorrito de limón.

Cuando conocés a alguien por primera vez, “¿te tomás unos mates?”.
La gente pregunta, cuando no hay confianza: “¿Dulce o amargo?”.
El otro responde: “Como tomes vos”.

Los teclados de Argentina tienen las letras llenas de yerba.
La yerba es lo único que hay siempre, en todas las casas. Siempre.
Con inflación, con hambre, con militares, con democracia, con cualquiera de nuestras pestes y maldiciones eternas.
Y si un día no hay yerba, un vecino tiene y te da.

La yerba no se le niega a nadie.
Éste es el único país del mundo en donde la decisión de dejar de ser un chico y empezar a ser
un hombre ocurre un día en particular.
Nada de pantalones largos, circuncisión, universidad o vivir lejos de los padres.
Acá empezamos a ser grandes el día que tenemos la necesidad de tomar por primera vez unos mates, solos.

No es casualidad.
No es porque sí.

El día que un chico pone la pava al fuego y toma su primer mate sin que haya nadie en casa, en ese minuto, es que ha descubierto que tiene alma.
O está muerto de miedo, o está muerto de amor, o algo: pero no es un día cualquiera.
Ninguno de nosotros nos acordamos del día en que tomamos por primera vez un mate solo.
Pero debe haber sido un día importante para cada uno.
Por adentro hay revoluciones.

El sencillo mate es nada más y nada menos que una demostración de valores…
Es la solidaridad de bancar esos! mates lavados porque la charla es buena.

La charla, no el mate.
Es el respeto por los tiempos para hablar y escuchar, vos hablás mientras el otro toma y es la sinceridad para decir: ¡Basta, cambiá la
yerba!”.

Es el compañerismo hecho momento.

Es la sensibilidad al agua hirviendo.

Es el cariño para preguntar, estúpidamente: “¿está caliente, no?”.

Es la modestia de quien ceba el mejor mate.

Es la generosidad de dar hasta el
final.

Es la hospitalidad de la invitación.

Es la justicia de uno por uno.

Es la obligación de decir “gracias”, al menos una vez al día.

Es la actitud ética, franca y leal de encontrarse sin mayores pretensiones que compartir.

¿TE SENTISTE INCLUÍDO?….

Compartilo entonces con quienes alguna vez tomaste un mate.

julio 11, 2007 Posted by | identidad, Uncategorized | Deja un comentario