BLOGCOMUNICACION

La vida no es la que uno vivió, sino la que uno recuerda, y cómo la recuerda para contarla

Esas pequeñas cosas…

Son cosas chiquitas. No acaban con la pobreza, no nos sacan del subdesarrollo, no socializan los medios de producción y de cambio, no expropian las cuevas de Alí Babá. Pero quizá desencadenen la alegría de hacer, y la traduzcan en actos. Y al fin y al cabo, actuar sobre la realidad y cambiarla, aunque sea un poquito, es la única manera de probar que la realidad es transformable.
Eduardo Galeano

abril 27, 2007 Posted by | Uncategorized | Deja un comentario

Lobera, Mar del PlataTierra Santa, Bs AsMerlo, San Luis

abril 27, 2007 Posted by | Uncategorized | Deja un comentario

palabras en extinción

Apadrine una palabra, proponen desde el sitio www.reservadepalabras.org un espacio para rescatar aquellas palabras del idioma castellano que están callendo en desuso.
Una buena excusa para reflexionar sobre la lengua y sus usos en los distintos países y culturas, de ver que la lengua es dinámica y evoluciona con las mismas sociedades a las que representa.

abril 23, 2007 Posted by | Uncategorized | Deja un comentario

PARA PENSAR

mantén la paz con tu alma en la bulliciosa confusión del planeta, que con todas sus farsas y sueños fallidos, sigue siendo hermoso. Ten cuidado. Esfuérzate por ser feliz.

desiderata

abril 23, 2007 Posted by | Uncategorized | Deja un comentario

EL PODER ES UN SEÑOR MUY DISTRAIDO

Por privilegio de su impunidad, el poder se da el lujo de vivir en estado de perpetua distracción: se olvida de todo, se equivoca,  no sabe lo que dice ni se da cuenta de lo que hace. Las costumbres del poder se llaman errores o descuidos; pero el sur del mundo paga con sus muertos por hambre o bala, el precio de las distracciones del norte.

Eduardo Galeano

   

abril 20, 2007 Posted by | Uncategorized | Deja un comentario

Mediatacion sobre la compasión(Dalai Lama)

Al generar compasión, se empieza por reconocer que no se desea el sufrimiento y que se tiene el derecho a alcanzar la felicidad. Eso es algo que puede verificarse con facilidad. Se reconoce luego que las demás personas, como uno mismo, no desean sufrir y tienen derecho a alcanzar la felicidad. Eso se convierte en la base para empezar a generar compasión.

Así pues, meditemos hoy sobre la compasión. Empecemos por visualizar a una persona que está sufriendo, a alguien que se encuentra en una situación dolorosa, muy infortunada. Durante los tres primeros minutos de la meditación, reflexionemos sobre el sufrimiento de ese individuo de forma analítica, pensemos en su intenso sufrimiento y lo infeliz de su existencia. Después tratemos de relacionarlo con nosotros mismos, pensando: “Este ser tiene la misma capacidad que yo para experimentar dolor, alegría, felicidad y sufrimiento”. A continuación, tratemos de que surja en nosotros un sentimiento natural de compasión hacia esa persona. Intentemos llegar a una conclusión, pensemos en lo fuerte que es nuestro deseo de que esa persona se vea libre de su sufrimiento. Tomemos la decisión de ayudarla a sentirse aliviada. Finalmente, concentrémonos en esa resolución y, durante los últimos minutos de la meditación, tratemos de generar un estado de compasión y de amor en nuestra mente.

 

abril 12, 2007 Posted by | Uncategorized | Deja un comentario